04: Persona y comportamiento describen diferente fenómeno



«Busca dentro de ti las respuestas – tú eres el único que sabe que es lo mejor para ti. Todas las demás personas, simplemente están adivinando.»

— Chales De Lint, Escritor.

Persona y comportamiento describen diferente fenómeno

En la Universidad un profesor comenzó su conferencia sosteniendo en su mano un billete de $100 dólares mientras se lo enseñaban a todo el alumnado. En el aula había en ese momento más de cien estudiantes a los que les preguntó: – ¿Quién de ustedes desearía que le regalara este billete de $100?
De inmediato se levantaron muchas manos, tal como era de prever. El profesor dijo entonces: -Le voy a dar estos $100 a uno de ustedes, pero primero déjenme hacer esto-. De inmediato procedió a estrujar el billete, preguntando después – ¿Alguien lo quiere todavía? Las manos se levantaron nuevamente y en mayor número que antes.

-Bien-, replicó – ¿qué pasa si yo hago esto? – Lo tiró al suelo y comenzó a pisarlo con su zapato. Lo levantó completamente aplastado y sucio y volvió a preguntar -Ahora, ¿quién de ustedes todavía lo quiere? Otra vez las manos de casi todos los estudiantes se levantaron rápidamente.

-Bien, pues síganme un momento-, dijo mientras salía por la puerta de la clase sin detenerse hasta llegar al exterior del edificio. Esperó a que terminaran de salir sus alumnos y cuando todos le habían rodeado de nuevo, cogió el billete sucio que llevaba aún en su mano y lo tiró a un charco lleno de barro y hojas secas volviendo a pisarlo para que se quedara totalmente inmerso en el lodo. – ¿Alguien de ustedes lo querría todavía?- preguntó a la concurrencia, volviendo a ver como todas las manos se levantaban de nuevo.

-Queridos alumnos, acaban de aprender la lección más importante de todo el curso. Los alumnos se miraban entre sí perplejos sin acabar de entender lo que su viejo profesor quería transmitirles, pero siguió hablando.

-No importa lo que le pasó al billete. Lo he arrugado, tirado al suelo, pisoteado, metido en el barro más sucio y, aún a pesar de todo ello, ustedes todavía desean tenerlo. ¿Por qué? Sencillo, porque todavía no ha perdido su valor. Todavía vale $100. Muchas veces en nuestras vidas somos pisoteados, estrujados, y tirados al barro; la vida y las circunstancias nos hacen pasar por momentos duros y nos sentimos como si fuéramos inservibles, como si no servimos para nada absolutamente. Sin embargo, no importa lo que les haya ocurrido o lo que les ocurrirá, ustedes nunca perderán su valor porque lo que ustedes valen no reside en la situación que les rodea ni en las condiciones en que ustedes viven en cada momento; el verdadero valor reside en su interior y eso nunca cambiará. Y nada, por duro o malo que ocurra, podrá modificar el valor interior de cada uno de ustedes; no lo olviden nunca. Sucio o limpio, pisoteado, arrugado o impecablemente planchado ustedes son lo que hay dentro de cada uno”

¿Por qué esto es importante?

  • ¿Has notado que tus compañeros de trabajo se comportan de diferente forma cuando están fuera de la oficina atendiendo una reunión social?
  • ¿Te has dado cuenta de que una pareja se comporta diferente en una cena de negocios de lo que lo haría en una fiesta en la playa?
  • ¿Has notado como un actor fuera de cámaras actúa de forma totalmente diferente a como lo hace en una película u obra de teatro?

Lo que aprenderás a continuación te ayudará a comprender la diferencia entre la persona y su comportamiento.

¿De qué se trata?

  • El comportamiento es una expresión de lo que podemos hacer con nuestro cuerpo al pensar, sentir, decir palabras y hacer cosas. Sin embargo, cada persona es más que eso, es una maravilla biológica de funciones avanzadas formado por millones de células haciendo actividades altamente complejas de forma armonizada. Una persona contiene sueños, anhelos, deseos, metas y esperanzas. La persona es más que su comportamiento.
  • Al comprender que el comportamiento es una expresión, entonces se abre la puerta al entendimiento que el comportamiento es una respuesta al estímulo que recibe del exterior. Y, por tanto, podemos esperar que, si una persona cambia su entorno, entonces podemos cambiar su comportamiento. Esto significa que un comportamiento es una expresión que resulta del contexto que está experimentando la persona. Cambia la experiencia y el comportamiento cambiará.
  • Cometemos un error muy grande en nuestras relaciones cuando igualamos el valor de una persona o bien su identidad con su comportamiento. Debemos comprender que la persona es más que su comportamiento. El comportamiento puede expresar los valores, estilos, de una persona. Pero no define su identidad.

Puntos clave.

  • Separa siempre a la persona de su comportamiento. La persona es más que sus palabras, acciones, emociones, etc.
  • El comportamiento es una respuesta a la experiencia que una persona tiene de su entorno.
  • Si cambias el entorno de una persona, su comportamiento cambiará.

Ejercicio.

Expresa con tu voz la frase “Persona y comportamiento describen diferente fenómeno”. Utiliza un volumen, tono, velocidad que sea de tu agrado, y repítelo hasta que te agrade la forma en la que lo dices. Ponte de pie y utiliza tu cuerpo; agrega movimiento a tu frase usando brazos, piernas, hasta que logres incorporar una acción corporal al momento que dices la frase. Hacer esto imprimirá el mensaje no solamente en tu mente, sino también en el cuerpo. Disfruta el ejercicio, juega y diviértete, el cerebro reacciona diferente ante el juego y se vuelve más receptivo.