03: Meta programa Escala.

Metaprograma Escala

¿Cuánta información procesa la mente?

General – Global | Detalle – Específico | Deductivo – Inductivo – Abductivo

Este metaprograma te permitirá comprender el tipo de pensamiento con que operan las personas; deductivo o inductivo y te facilitará abordar la comunicación de forma más precisa, dando ya sea el panorama completo o bien brindando inmediatamente detalles para optimizar la comprensión en menor tiempo.

Se relaciona con la escala de información, tamaño y cómo la empaquetamos en la mente, esto nos brinda dos procesos y direcciones de pensamiento para pensar y razonar; inductivo y deductivo.

Los pensadores deductivos empiezan globalmente y se mueven abajo hacia los detalles, forman la imagen completa para tener un entendimiento global, un concepto o idea general para luego descubrir cómo aplicarla. Los pensadores inductivos inician con los detalles con alto nivel de especificidad y luego se mueven hacia arriba, prefieren trabajar con detalles y luego ver lo que significa para ellos. También existen pensadores abductivos que les gusta el pensamiento lateral, se paran a un costado, por así decirlo, y piensan o razonan usando modelos indirectos, como metáforas y analogías, historias, acertijos, etc.

Preguntas de elicitación

  1. ¿Te gustan los detalles? ¿Qué tan importante son para ti?
  2. ¿Te gusta tener el panorama completo? ¿Qué tan importante es para ti?
  3. Cuando estás por aprender algo ¿qué es lo primero que quieres? ¿el objetivo de lo que lograrás o el contenido de lo que aprenderás?

Identificación

  • Pensamiento deductivo desde la perspectiva global. Describe el pensamiento de forma más abstracta, inicia con un alto nivel de abstracciones (principios, ideas, conceptos, creencias, etc.) y deducen abajo hacia los específicos, buscando similitudes y unificación. Al procesar globalmente, pensamos en términos de la imagen completa, la visión global y los principios. Aquellos que perciben de esta forma recordarán fácilmente momentos en los que se sintieron aburridos y frustrados por quienes se veían impulsados a brindarles detalles, que realmente no necesitaban o querían. El pensamiento deductivo inicia con un enunciado y se mueve hacia abajo para detallar sus consecuencias e implicaciones.
  • Pensamiento inductivo desde los detalles. Describe el pensamiento detallado específico “basados sensorialmente”. Ellos empiezan con detalles específicos e inducen hacia conclusiones generales. Aquellos que perciben de esta forma recordarán la frustración de lidiar con personas que parecieran hablar “por los aires”, vagamente y que no suplieron detalles importantes. Las personas que operan en detalles toman una perspectiva diferente, son más analíticas, hacen distinciones específicas mientras buscan las diferencias entre los elementos y no las conexiones y buscan las incongruencias, no la congruencia. El pensamiento inductivo se construye a partir de los detalles.
  • Pensamiento abductivo lateral. Este estilo de pensamiento va más allá de la inducción y la deducción, hacia el razonamiento a través de analogías, metáforas, historias, narrativas, acertijos, etc. Pensar sobre cosas en término de otras cosas es la fuente de creatividad o pensamiento lateral.

Lenguaje y comunicación

Comunicarte con una persona que opera específicamente, requiere que brindes muchos detalles y que separes las cosas hacia información específica y sensorial. Comunicarse con una persona que opera global requiere que hables en conceptos, principios y sobre las grandes ideas de primero. Salta los detalles cuando inicies; podrás volver a ellos más adelante.

Acercarte a un pensador global operando con especificaciones, probablemente le genere aburrimiento y frustración. Acercarte a un pensador detallista con generalidades vagas, probablemente le genere desconfianza y confusión. Para convertirte en un mejor profesional e influyente, nota en dónde inicia la persona en la escala de especificidad o abstracción e iguala tu información a ese nivel.

Los gerentes principalmente necesitan ser detallistas y específicos sobre los elementos tangibles del negocio, ya que ellos son quienes están a cargo de la administración del negocio día a día. Por otra parte, los líderes necesitan ser más globales ya que proveen la visión, pensamiento estratégico, y los marcos que inspiran a las personas con la visión y misión del negocio. Aun así, es en la integración de ambos, en dónde radica la habilidad de darle a cada rol su verdadero balance.

Desafíos

En el pensamiento global el peligro es sobre generalizar demasiado rápido usando demasiadas “palabras vacías”, sustantivos no referenciados, verbos, etiquetas, etc., y/o desarrollar conclusiones inadecuadas demasiado rápido. “¡Fallé en crear un equipo! ¡Siempre seré un perdedor! ¡Nunca haré nada bien!”. Al sobre utilizar el razonamiento inductivo, el peligro es que podríamos perdernos tanto en los detalles que nos desviamos del camino y no sabemos cuál es nuestra dirección o propósito.