02: Meta programa Epistemológico

Metaprograma Epistemológico

¿Cómo recopila información la mente?

Sensorial – Intuitivo

Tener un balance en este metaprograma te permitirá la capacidad de evaluar información tomando en consideración no sólo los hechos y las estadísticas, sino también nuestras intuiciones y mentalidad creativa.

¿Has notado que hay personas que cuando quieren tomar una decisión confían en su intuición o en sus instintos y otras personas, necesitan comprobar algo antes de tomar una decisión?

Existen dos formas claves en las que recolectamos información, usando los sentidos o bien la intuición. Los que usan sus sentidos, recopilan información sobre el mundo de forma empírica a través de los sentidos, usan sus capacidades de ver, escuchar, sentir, oler y degustar para tratar con experiencias concretas.

Las personas que usan su intuición recolectan información desde adentro, usando medios no sensoriales, sabiduría, su propio conocimiento, experiencia, perspectivas, significados o intuición, miran las posibilidades, significados, relaciones y patrones y abordan las cosas de forma abstracta y holística a través de lecturas de su mente.

Preguntas de elicitación

  1. ¿Prefieres tener pruebas y evidencias o encuentras más interesante confiar en tu intuición?
  2. ¿Qué consideras más importante? ¿lo actual o lo posible?
  3. Cuando aprendes algo nuevo, ¿te parece más interesante las estadísticas y los hechos o bien las ideas de cómo podrías aplicar el conocimiento?

Identificación

  • Sintiendo. Este estilo busca percibir inmediatos, reales y hechos prácticos de la vida. Los sensoriales piensan en sí mismos como prácticos, aterrizados y reales, valoran la autoridad, el pragmatismo y aprecian el realismo, el orden, las tareas orientadas a resultados, etc. Cuando una persona sensorial está en alerta, presta atención a todo, por ejemplo al escuchar, procesa la información atendiendo descriptivamente las respuestas de la otra persona (postura, contacto visual, gestos, etc.) en lugar de sus significados y suposiciones sobre el tema y les gustará y usarán demostraciones como fuente de información.
  • Intuyendo. Al intuir, recopilamos información al confiar en la intuición para determinar un significado y prestamos menos atención a la observación externa y más a los sentimientos viscerales. La intuición nos motiva a utilizar significados para determinar los hechos. Estas personas se enfocan en posibilidades, relaciones, significados y por tanto miran las cosas de maneras más abstractas y holísticas. El peligro con intuir es que podríamos terminar ignorando o ser indiferentes a información sensorial que entra en conflicto con la intuición interna y además, imponer los significados intuitivos a otros. Frecuentemente nos lleva a pensar sobre nosotros como imaginativos, ingeniosos y en contacto con el inconsciente. En el lado positivo, intuir puede guiar a tener un pensamiento de posibilidades, tolerar la complejidad, apreciar la estética y lo teórico, desarrollar tolerancia, pensamiento de patrones, amar el trabajo a un nivel simbólico, creatividad, etc. Un estilo intuitivo involucra lenguaje evaluativo y calificativo. Los intuitivos confiarán en la conceptualización para recopilar información. Harán esto al reflexionar, meditar, confiar en la lógica, o posiblemente estudiar, investigar o incluso hablar en voz alta.

Lenguaje y comunicación

Para comunicarte con las personas que operan sensorialmente, utiliza términos sensoriales específicos y detallados en tu explicación. En el caso de quienes operan desde la posición intuitiva será a través de posibilidades, evaluaciones, sentimientos, significados y conceptos, a menudo son globales.

Desafíos

Cuando se sobre utiliza el pensamiento evaluativo e intuitivo puede llevar a etiquetar o caer en lectura de la mente. La lectura de mente surge al intuir los estados internos de otra persona, sus intenciones, motivaciones y pensamientos sin comprobar con la persona para obtener validación. Al operar intuitivamente, evitemos el lenguaje “tu” y presentar nuestras suposiciones de forma tentativa e invitar a obtener retroalimentación.